558 millones para la renta básica

IU ha reclamado al Gobierno andaluz que reconsidere el destino de los 558 millones que ha calificado como “inejecutables” en los presupuestos del 2018 y que los destine a garantizar el derecho a la renta básica universal incluido en las cuentas autonómicas. Es el compromiso que toca en una región que presenta índices de pobreza demoledores, tal y como denunció la ONG Save The Children, al declarar que la renta de inserción que la Junta prevé incorporar a los presupuestos “no bajará los niveles de pobreza”.

La propuesta se ha materializado en una enmienda de IU a los presupuestos en la que solicita que, en respuesta a la recomendación expresada por la ONU, incluya en el presupuesto, al igual que ocurre con el documento de impacto de género, un informe de impacto sobre la infancia.

En esta línea, la diputada de Unidos Podemos en el Congreso Eva García Sempere ha anunciado que Izquierda Unida recorrerá las zonas rurales más castigadas por la despoblación y los barrios con los índices más elevados de exclusión social y pobreza extrema para redactar una proposición de ley integral de lucha contra la pobreza. Según Sempere, el propósito es presentar esta propuesta, en cuya redacción participarán los vecinos y vecinas de dichas zonas, en el primer semestre el próximo años. Andalucía sigue siendo una de las comunidades más castigadas por la pobreza, los índices de paro o la brecha de desigualdad social, por lo que esta proposición es en el caso de Andalucía todavía más urgente.